En la última década hemos visto como el tenis femenino ha crecido en calidad, pero también en belleza. Se ha visto como estas atletas aparte de acumular premios