Loading...

SU JEFE LE DICE QUE ESTÁ DEMASIADO GORDA PARA SU PUESTO DE TRABAJO. ESTO FUE LO QUE HIZO PARA CONSERVARLO. ¡HORRIBLE!

Victoire Maçon Dauxerre es una estudiante de 18 años francesa. Victoire está estudiando mucho para los exámenes finales de la secundaria, pero un día decide darse un respiro y salir a comprar con su madre. Sin embargo, ese día sucede algo que convertirá su vida en una auténtica pesadilla.

Aunque quiere estudiar Ciencias Políticas, se deja llevar por el glamour de ese mundo al que toda joven desea entrar. Pronto empieza a trabajar para la agencia Ellite. Es entonces cuando comienza su descenso a los infiernos. Y es que Victoire se ve inmersa en una brutal jungla donde los dictados de la delgadez son extremos. “Nadie me había dicho que tenía que perder peso. Pero sí que me dijeron: en septiembre vas a la Fashion Week, la talla de la ropa es 32-34. Tiene que entrarte”.

Así que se mata de hambre para perder 10 kg en un mes. ¿Su nuevo régimen? 3 manzanas al día. Y agua con gas, que llena el estómago. Una vez a la semana le está permitido comer pollo o pescado.

Y su estrategia funciona: Victoire pesa 47 kg para una altura de 1,78m y desfila por las pasarelas de París, Milán y Nueva York. Trabaja para las grandes marcas como Alexander McQueen o Miu Miu. Se ha convertido en una modelo popular y es una de las 20 más demandadas del mundo.

Pero tras los bastidores se esconde una terrible realidad: Victoire es presa de la anorexia. “Tenía muy débil el pulso, estaba perdiendo el cabello, tenía osteoporosis y no me venía la regla”, recuerda la joven, que solía desmayarse entre desfiles.

[irp posts=”5660″ name=”HOMBRE DURO 17 AÑOS CASADO CON SU ESPOSA SIN CONOCER LA VERDAD, NADIE MERECE QUE LE OCULTEN ESTE SECRETO”]
¿Hasta dónde llegó la situación? Todas sus fotos eran retocadas. “Me añadían muslos, mejillas”, cuenta. “Las chicas que siguen trabajando allí probablemente dirán que estoy mintiendo porque no pueden decir nada si quieren seguir trabajando. Para que la gente no las critique, comen snacks delante de los periodistas y luego van a vomitar cuando las cámaras se apagan”.

Loading...

PUESTO 1

 

La joven acaba de convertirse en adulta y ya se ha perdido a sí misma. Está sola y entra en depresión. Llega a tal punto que solo ve una salida: después de 8 meses desfilando, intenta suicidarse. “Nadie lo entendía. Todos me decían “tienes la vida que todo el mundo querría”. Sin embargo, nunca había sido tan infeliz”, desvela Victoire, que se volvió bulímica.

PUESTO 2

Pero finalmente Victoire decidió poner fin a su carrera como modelo. La joven, que tiene ahora 23 años, ha publicado un libro llamado “Nunca lo suficientemente delgada. Diario de una top model”, donde denuncia sus experiencias y la tiranía de la moda y los estándares de belleza. Su experiencia con los grandes de la moda también la incluye en su libro.

Estos deshumanizan a las mujeres, a las que consideran meros percheros. “Karl Lagerfeld dijo: un traje de Chanel no es para una mujer con pecho. Pero la mujer tiene pechos por definición. ¿Es que entonces sus trajes no son para mujeres? “

 

PUESTO 3

Su historia incluso ha inspirado una ley que se votó recientemente en Francia, que prohíbe que las modelos estén demasiado delgadas. « Si alguien te pide que adelgaces, huye!“ aconseja Victoire a todas aquellas jóvenes que sueñan con ser modelos. Sobrevivió a esta jungla de gente sin corazón, ya tiene una talla 38 y quiere comenzar carrera en el teatro.

Victoire es una de las pocas modelos que se ha atrevido a contar la verdad acerca de lo que pasa tras los bastidores de las pasarelas. Si su historia te conmovió o quieres alertar a tus amigas de los peligros de este mundo, comparte este artículo con todos tus amigos.

COMPARTELO

 

Loading...
Close