Niño despierta con un dolor en el cuello, al descubrir la razón no puede perdonar a sus ¨amigos¨

Los retos impuestos por jóvenes y adolescentes y difundidos en internet, cada vez representan un peligro mayor. Cada vez son más arriesgados y más inconscientes, esperamos que la siguiente historia sea leída por muchos padres para que tomen sus precauciones y evitemos desgracias entre los chicos.

Parecía un día normal, Nickolas Conrad, un joven de 15 años que vive en Arkansas, Estados Unidos, pidió permiso a sus padres para dormir en casa de un amigo, quien había invitado a otros cinco más. Era una pijama de chicos y la noche transcurrió de lo más normal, ¨aparentemente¨, pues Nickolas despertó por la madrugada con un terrible dolor en el cuello al que no le podía encontrar explicación.

”Es un dolor espantoso que no puedo describir, el peor que he sentido en toda mi vida, sentía que algo quemaba mi cuello y no pode aguantar el llorar de dolor”, relata el chico.

El chico no había sufrido ningún ¨accidente¨ ni tampoco había sido atacado por ningún bicho, la inconciencia de sus ¨amigos¨ fue el resultado de lo que padeció. Conrad fue víctima de un nuevo reto, mismo que se está esparciendo como pólvora entre los jóvenes en las redes sociales. Ha sido titulado como “The Hot Water Challenge” y consiste en tomar agua hirviendo y escupirla a cualquier persona. ¿Algo muy tonto, no crees?

Como consecuencia, el joven presentó quemaduras de segundo grado en el cuello, tuvo que ser atendido de inmediato en un hospital, sus amigos confiesan que jamás imaginaron que el agua estuviera tan caliente y que no querían lastimarlo, sin embargo, eso no fue suficiente para que Nickolas explotara y les dijera que jamás les volvería a hablar pues esa acción no era de un amigo de verdad.

“Creí que había sido un accidente pero no pude evitar ponerme furiosa cuando supe la verdad, es una pena saber hasta dónde pueden llegar los chicos, definitivamente muchos padres no sabemos lo que tenemos en casa, nunca debemos decir: ¨mi hijo nunca haría eso¨, porque es claro que muchos son capaces de hacer cosas horribles que hieren a otros”, dice furiosa la mamá de Nickolas.

Por otra parte, los padres que estaban a cargo de todos los chicos, ni siquiera tenían idea de lo que estos hacían, quizás si hubieran estado al pendiente, esto se hubiera evitado.

Este absurdo ¨juego o reto¨ que se ha vuelto viral, no sólo ha victimizado a Nickolas, sino a muchos jóvenes más. Por ejemplo Jamoneisha Merritt, una niña de 11 años de edad sufrió graves quemaduras en el rostro pues mientras dormía, sus ¨amigos¨ le escupieron agua hirviendo.

Un caso fue más extremo, Diane Johnson es familiar de una pequeña que lamentablemente sufrió quemaduras en la tráquea después de beber el agua hirviendo, al grado de fallecer, la mujer pide a los adultos concientizar a niños y jóvenes sobre este absurdo.

¨Es muy inconsciente simplemente prestar o dar móvil a los niños o jóvenes, este es un llamado para todos los padres, por favor supervisen a sus hijos, averigüen que hacen, que miran en la red, hablen con ellos sobre el peligro de estos retos, concientícenlos¨.

Ahora sólo podemos esperar a que este nuevo reto no se continúe difundiendo y provoque la pérdida de varios jóvenes como lo hizo el reto de la ¨ballena azul¨.

Difundamos esta historia para alertar a los padres y crear conciencia en niños y jóvenes, ¡comparte en tu muro este artículo y salvemos vidas!

Loading...
Close